lunes, 2 de febrero de 2009

Romeo y Julieta. El curso de un amor de muerte herido

En Verona, escena de la acción,
dos familias de rango y calidad
renuevan viejos odios con pasión
y manchan con su sangre la ciudad.
De la entraña fatal de estos rivales
nacieron dos amantes malhadados,
cuyas desgracias y funestos males
enterrarán conflictos heredados...
El curso de un amor de muerte herido
y una ira paterna tan extrema
que hasta el fin de sus hijos no ha cedido
será en estas dos horas nuestro tema.
Si escucháis la obra con paciencia,
nuestro afán salvará toda carencia.

Como parte de los nuevos proyectos de este año, hoy vamos a dar comienzo a una nueva sección. Clásicos de la literatura. Siempre me ha apasionado la obra de Shakespeare, pero si hay una que podría destacar sobre otras por el drama, la pasión, y la dulzura de sus palabras, por la intensa y funesta historia de amor que cuenta, esa es "Romeo y Julieta".

El amor, como objetivo sublime del ser humano, es el centro de la historia que se centra en dos familias enfrentadas en la Verona del s. XIV. La primera versión que se conoce de la obra data de 1520 del escritor Luigi da Porto, si bien no ha sido la única y la más conocida es por supuesto la de Shakespeare.

La obra ha sido llevada al cine en varias ocasiones, versionada en diferentes épocas y estilos, pero conservando siempre el argumento fundamental: un amor condenado por el odio que rodea a los protagonistas, lo que finalmente les lleva a inmolarse por ese amor.

Además de las notables versiones de George Cukor en 1936 y Franco Zeffirelli en 1968, quiero destacar dos películas que replantean la historia aportando la impronta propia de su época. Por un lado el musical "West Side Story" de 1961, además de innovar con la música de Leonard Bernstein convierte a las dos familias de Verona en dos grupos callejeros rivales, con la inmigración y la discriminación racial como temas de fondo.

Por otro lado, una de mis películas favoritas, "Romeo + Juliet" de Baz Luhrman en 1996, actualiza la historia y la transporta hasta nuestros días con una estética muy moderna, manteniendo en cambio la poesía original en labios de los protagonistas.

Y si bien la escena más conocida y representada de "Romeo y Julieta" es aquella en la que Julieta asoma al balcón ante la insistencia de su Romeo, he elegido para iniciar la entrada el coro que da inicio a la obra, y para concluir, me quedo con las palabras de Romeo ante el cuerpo de Julieta.

¡Cuantas veces los hombres son felices
al borde de la muerte! Quienes los vigilan
lo llaman el último relámpago. ¿Puedo yo
llamar a ésto relámpago? Ah, mi amor, mi esposa,
la Muerte, que robó la dulzura de tu aliento,
no ha rendido tu belleza, no te ha conquistado.
En tus labios y mejillas sigue roja
tu enseña de belleza, y la Muerte
aún no ha izado su pálida bandera.
Tebaldo, ¿estás ahí, en tu sangrienta mortaja?
¿Qué mejor favor puedo yo hacerte
que, con la misma mano que segó tu juventud,
matar la del que ha sido tu enemigo?
Perdóname, primo. ¡Ah, querida Julieta!
¿Cómo sigues tan hermosa? ¿He de creer
que la incorpórea Muerte se ha enamorado
y que la bestia horrenda y descarnada
te guarda aquí, entre las sombras, como amante?
Pues lo temo, contigo he de quedarme
para ya nunca salir de este palacio
de lóbrega noche. Aquí, aquí me quedaré
con los gusanos, tus criados.
Ah, aquí me entregaré a la eternidad
y me sacudiré de ésta carne fatigada
el yugo de las estrellas adversas. ¡Ojos, mirad
por última vez! ¡Brazos, dad vuestro último abrazo!
Y labios, puertas del aliento, ¡sellad con un beso
un trato perpétuo con la ávida Muerte!
Ven, amargo conductor; ven, áspero guía.
Temerario piloto, ¡lanza tu zarandeado
navío contra la roca implacable!
Brindo por mi amor.
[Bebe]
¡Ah, leal boticario, tus drogas son rápidas!
Con un beso muero.

5 comentarios:

Wizzy dijo...

hasta me han entrado ganas de leer....

Indil Amh Shere dijo...

Eso sí que sería una novedad :P pero si de verdad quieres... XDDDDDDDD

Neume dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Neume dijo...

Síiii leela Álvaro, no es muy larga y se lee bien de verdad.
Comparto con mi "mami" el gusto por Shakespeare, aunque aún me faltan algunas obras por leer como Otello o El Rey Lear.


P.D. no me dejó editar y tuve que borrar

Indil Amh Shere dijo...

A ver si entre todos conseguimos que Alvaro lea algo de una vez por todas :P